Codigo5

codigo2

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Deporte en Coobis.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Un mal segundo cuarto condena al Real Madrid a la derrota en Moscú

                                                                                      
El Real Madrid cayó esta tarde por un ajustado 91-90 ante el CSKA Moscú en el partido de la Euroliga disputado en el Megasport Arena. Nando de Colo (28 puntos y 6 rebotes) destacó en las filas rusas y Sergio Llull (21 puntos, 2 rebotes y 7 asistencias) fue el mejor del equipo blanco.

Gran inicio de partido por parte del Real Madrid. Los de Pablo Laso supieron frenar a De Colo y Teodosic a la vez que ganaban el rebote. El equipo blanco se mantenía al frente del marcador con seis puntos o más de ventaja, que llegaron a ser de trece; el lituano Jonas Maciulis y el esloveno Luka Doncic estaban destacando en el conjunto blanco, que llegó al final del primer cuarto con un resultado de 17-26. En el segundo cuarto, el Real Madrid se apagó por completo y sin inspiración ni concentración pudo frenar a un CSKA Moscú que demostró por qué es el actual campeón continental. Un 13-0 de parcial noqueó por completo al conjunto merengue ante un equipo moscovita muy duro en defensa y que era el amo y señor de los rebote. Al descanso del partido se llegó con un marcador de 49-38.

Tras la reanudación, el Real Madrid saltó a la pista con ideas renovadas e hizo un 0-8 de parcial en minuto y medio de juego para colocarse a seis puntos de su rival. Los rusos no se dejaron intimidar y respondieron con un 6-0 de parcial para irse trece arriba. El equipo blanco se agarró a la anotación de Jayce Carroll y logró bajar los diez puntos de renta del equipo moscovita para recortarle un poco de ventaja y llegar al final del tercer cuarto con un resultado de 73-68. Un mate de Anthony Randolph dio vida al Real Madrid en el primer minuto del último período, pero Nando de Colo se encargó de dar de nuevo tranquilidad a los locales. Las técnicas pitadas a Randolph y De Colo cambiaron bastante el partido y eso benefició un poco al Real Madrid, que a falta de seis minutos se metía de nuevo en el encuentro. Un triple de Rudy y los tiros libres anotados por Felipe Reyes pusieron a tres puntos al Real Madrid del CSKA Moscú. El equipo blanco sabía que tenía opciones de triunfo y Gustavo Ayón con su buen hacer en el rebote anotó una canasta que ponía un marcador de 87-86 a falta de 26 segundos para el final. En los últimos instantes del choque, tanto rusos como madrileños cometieron muchos errores y eso benefició a los locales para llevarse el triunfo ante un Real Madrid que penó su mal segundo período.

En Twitter: @Danielbm200
Publicar un comentario