Codigo5

codigo2

Visita mi Blog dentro de los Blogs de Deporte en Coobis.

viernes, 19 de mayo de 2017

Final Four Euroliga Estambul 2017: el Real Madrid choca contra la rocosa defensa turca y su temible afición

                                                                                  
El Real Madrid ha caído esta noche por 84-75 ante el Fenerbahce en el partido correspondiente a las semifinales de la Final Four que se disputa en el Sinam Erdem Dome. La defensa y el incondicional apoyo de su afición fueron las principales fortalezas que tuvo el equipo otomano para hacerse con el triunfo, además de un claro dominio en casi todo momento. Ekpe Udoh (18 puntos y 12 rebotes) destacó en las filas turcas y Sergio Llull (28 puntos y 8 asistencias) brilló en el equipo blanco.

El Fenerbahce saltó a la pista muy enchufado, con el ambiente a su favor y desde el principio supo limitar el juego de un Real Madrid que nunca tiró la toalla. En la pintura fueron donde más superiores se mostraban los de Zeljko Obradovic, aunque también los hombres exteriores lo bordaban, especialmente  de Nikola Kalinic y Juan Dixon. Llull apareció para dar alas al conjunto merengue y cinco puntos seguidos suyos recortaron la renta turca. Los otomanos continuaron con su buen hacer en defensa, por lo que Pablo Laso respondió sacando a pista a Rudy y Taylor, pero eso no inquietó al Fenerbahce y de la mano de Dixon se fue diez arriba. Sólo Llull se mostraba afinado en las filas merengues y eso permitió al Real Madrid recortar un poco la renta turca y llegar al final del primer cuarto con un resultado de 21-13. En el segundo cuarto, el Real Madrid saltó a la cancha nervioso y desacertado, por lo que el Fenerbahce aprovechó para estirar de nuevo su ventaja. En el equipo blanco no encontraban relevo anotador para Llull y pese a que estaban en pista Rudy y Carroll, el equipo dirigido por Pablo Laso no carburaba. Pero el Real Madrid tuvo unos minutos de gloria y con un 0-5 de parcial recortó diferencias, que llegó a ser hasta de 0-11 gracias a los triples de Llull y Thompkins para colocarse a cuatro de su rival. Jan Vesely rompió con un lanzamiento la sangría que estaba sufriendo el Fenerbahce y con ayuda de Bogdan Bogdanovic los otomanos de nuevo se alejaron del Real Madrid y se llegó al descanso con un resultado de 44-34.

Tras la reanudación, los turcos no comenzaron con buen pie tras sufrir dos pérdidas de balón consecutivas provocadas por un Real Madrid que en principio parecía más defensivo, aunque fue todo un espejismo ya que enseguida Kostas Sloukas se echó a sus espaldas al Fenerbahce y los blancos sólo anotaban gracias a Llull; los hombres entrenados por Obradovic llegaron a irse hasta quince puntos arriba y Laso sacó a pista a Carroll y los puntos del estadounidense junto con los de Llull redujeron un poco la renta otomana. Ekpe Udoh había estado formidable en defensa y capturando rebotes, pero es que apareció en ataque y su buen hacer ofensivamente permitió al Fenerbahce aumentar ligeramente su ventaja y llegar al final del tercer cuarto con un marcador de 63-50. En los primeros minutos del último cuarto, el conjunto turco llegó hasta los 16 de ventaja, pero el Real Madrid no cesaba en su lucha y creía en una posible remontada. Un 0-8 de parcial del equipo blanco colocó a los madridistas a ocho puntos de su rival. A través de triples y transiciones rápidas obligaron a Obradovic a solicitar un tiempo muerto; los ajustes hechos por el técnico serbio sirvieron y gracias al buen trabajo en ataque de Udoh, el Fenerbahce logró irse doce arriba gracias también a una sólida defensa que dejó al equipo blanco dos minutos sin anotar. El Real Madrid siguió fallando mucho y no aprovechaba las ocasiones de las que disponía para intentar una remontada. Un 2+1 del italiano Datome junto con un mate de Udoh mataron el partido de forma definitiva a favor del cuadro turco. El equipo blanco lo intentó hasta el final con Carroll y Llull, e incluso un 2+1 del jugador balear redujo la renta otomana a siete, pero el paso del poco tiempo que quedaba favoreció mucho a un Fenerbahce muy lanzado y con una afición incansable que llevó en volandas a sus jugadores para que el equipo alcance la final de la Euroliga por segundo año seguido y poder hacerlo en un día de Fiesta Nacional en Turquía como es el Día de Ataturk.
Publicar un comentario